Los chicos de SBD (Security by Default) crean una aplicación para Android tiene un troyano y han conseguido subirlo al Market sin ningún problema saltandose la seguridad de Bounce. Con ello pretenden demostrar que las defensas que el buscador Google propone no son suficientes.

El lanzamiento se produjo la primera semana de febrero. Pocos días después, el grupo de expertos en seguridad informática del blog Security by default ha demostrado que el nuevo sistema de Google no es inmune a las aplicaciones maliciosas

Este troyano permitiría a los desarrolladores acceder a todo tipo de ficheros, incluidos los que están alojados en la tarjeta de memoria del terminal, listar los procesos del teléfono, obtener información del dispositivo, lanzar un ataque DDoS desde el móvil e incluso llegar a cambiar totalmente la personalidad del teléfono.