Sin ningún tipo de duda la mejor alternativa. Un paso de gigante para aquellos que padecen la estigmatización de la aguja.

Aunque todavía no se han hecho los estudios clínicos en humanos, los resultados preliminares de la investigación, que adelantan científicos del Government Model Science College, en la ciudad de Jabalpur (India), son esperanzadores.

En un futuro no muy lejano, el paciente lo único que tendrá que hacer es tragarse una cápsula y con ella suplir el déficit de la hormona en su organismo y por ende, permitir que sus niveles de glucosa (azúcar) en la sangre sean estables.