Los agentes policiales en el Reino Unido, Islandia, Nueva Zelanda, Irlanda y Noruega no llevan armas de fuego al realizar labores de patrulla. Todos estos países tienen tasas de criminalidad inferiores a las de EE.UU., que cuenta con uno de los servicios policiales más armados del mundo.

via RT Actualidad