Autoridades en Miami, Florida, podrían valerse de una ley federal de hace 132 años para demandar al grupo ecologista defensor del medio-ambiente, Greenpeace .

Ya de por sí es deplorable y execrable que se intente apartar de la escena a una ONG que para todos nos es sabido su constante lucha contra aquellos que estan por encima de la ley y que hacen negocios con total impunidad a consta de la salud y el bienestar de los demás (Greenpeace, por ejemplo impiden la entrada de transgenicos, la venta de carne animal tratada quimicamente, etc).
Greenpeace está en peligro de extinción, acorralada por una ley que fue creada originalmente para evitar el abordaje de buques de carga por parte de prostitutas.