Ya hablé hace un par de días sobre las promociones telfonicas, si estás cansado de que te molesten inoportunamente con este tipo de llamadas intenta poner en práctica este sencillo protocolo:

– ¿Dígame?
– Buenos días, ¿podría hablar con el titular de la línea, por favor?
– Soy yo mismo
– ¿Me dice su nombre, por favor?
– Juan Antonio
– Señor Juan Antonio, le llamo de Telefónica para ofrecerle la promoción de línea ADSL en su casa, con la que usted tendrá derecho a…
– Disculpe la interrupción, pero, exactamente ¿quién es usted?
– Mi nombre es Judith Maciel, de Telefónica, y estamos llamando…
– Judith, discúlpeme, pero para nuestra seguridad me gustaría comprobar algunos datos antes de continuar la conversación, ¿le importa?
– …No hay problema, señor,…
– ¿Desde qué teléfono me llama? En la pantallita del mío sólo pone “NUMERO PRIVADO”
– Le llamo del 1004
– ¿Para qué departamento de Telefónica trabaja?
– Para la Unidad de Negocio de Residencial…
– ¿Puede darme el número de matrícula de Telefónica, por favor?
– Señor, discúlpeme, pero creo que toda esa información no es necesaria…
– Entonces tendré que colgar, porque no tengo la seguridad de hablar con una trabajadora de Telefónica …
– Pero yo le puedo garantizar…
– Además, yo siempre estoy obligado a dar mis datos a toda una legión de empleados siempre que llamo a Telefónica
– Está bien…mi numero de matrícula es el T34591212
– Un momento mientras lo verifico. No se retire, Judith.
(Dos minutos)
– Un momentito, por favor, no se retire Judith…
(Cinco minutos)
– ¿Señor?
– Solo un poco más, por favor, nuestros sistemas van un poco lentos hoy.
– Pero…señor…
– Si, Judith, gracias por la espera. ¿Cuál era el motivo de su llamada?
– Le llamo de Telefónica. Le contactamos para ofrecerle nuestra promoción de línea ADSL con 4 Megas, TV y llamadas telefónicas por solo 29 euros? ¿Estaría usted interesado, D. Juan Luis?
– Judith, voy a tener que pasarle con mi mujer, porque es ella quien decide sobre la modificación o adquisición de planes de telefonía y telecomunicaciones. Por favor, no se retire. (Coloco el auricular del teléfono delante de un altavoz de la cadena de música y pongo el CD de Caribe Mix 2006 con la función de repetir canción activada.
Sabía que algún día esa droga de música sería útil. Despues de sonar no se cuántas veces la puñetera canción, mi mujer atiende el teléfono):
– Disculpe por la espera, gracias…¿Me puede decir su teléfono? En la pantallita del mío sólo aparece “NUMERO PRIVADO”.
– Le llamo del 1004
– ¿Con quién estoy hablando?
– Soy Judith
– ¿Judith, qué más?
– Judith Maciel (ya demostrando cierta irritación en la voz)
– ¿Cuál es su número de matrícula de Telefónica?
– El T34591212 (más irritada todavía)
– Gracias por la información. ¿En qué puedo ayudarla?
– Le llamo de Telefónica, le contactamos para ofrecerle nuestra promoción de línea ADSL con 4 Megas, TV y llamadas telefónicas por sólo 29 euros? ¿La señora estaría interesada?
– Voy a abrir una incidencia y dentro de algunos días nos pondremos en contacto con usted para comunicarle nuestra decisión, ¿puede anotar el numero de incidencia por favor?…¿hola?, ¿hola?
– Tu tu tu tu tu ….

Vía lista de usuarios de la Asociación de Internautas.